Facebook button Youtube button

Donde Adquirirlo

Si bien lo más fácil es comprar un perro en una tienda de animales, “desaconsejable” , por norma, en una tienda de animales el perro está un mes o más en un espacio demasiado pequeño para él, se pasa día y noche en el mismo recinto, hace sus necesidades, duerme y come en el mismo lugar , no se socializa como es debido creando después problemas de conducta, (siempre hay excepciones) sin duda un criador de confianza es mi consejo, el cual los desteta y sociabiliza cuando se debe y aún así siguen teniendo contacto con su madre y otros congéneres, la mayoría salen al aire libre y pueden jugar entre ellos, aprendiendo así el lenguaje corporal canino muy necesario para llevarse bien en un futuro con otros perros, para ello lo único que hay que hacer es visitar la pagina de la Real Sociedad Canina de España y ver que criadores se mencionan, la verdad es que los precios quizás sean un tanto desorbitados para la mayoría, pero pensad que los costes que el perro generará en vosotros después de su adquisición serán mayores a lo que os pueda costar, también cabe la posibilidad que encontréis un particular que venda el perro que queréis, también es una buena opción, pero deberíais poder ver a los padres y ver si están como es debido, si confiáis en una tienda en concreto pedidle que os traiga un cachorro de la raza que deseéis, pero lleváoslo a vuestra casa nada más traerlo, y nunca antes de las 8 semanas.
En el caso de que no queráis un perro de raza, nuestro vecino, al cual su perrita les haya criado será un buen lugar, pero debo insistir en no adquirir al perro antes de las 8 semanas de vida.

Un perro de raza, dado que podemos saber su carácter general, será más fácil de prever su comportamiento de adulto, cosa que un mestizo no podemos saber con exactitud qué características tendrá, a no ser que podamos ver a sus padres, no podremos saber si ése cachorrito precioso será (genéticamente) un perro tranquilo, dominante, hiperactivo, con instinto de caza, demasiado protector…

En el fondo todos los perros se deben a la educación recibida, no obstante deberíamos informarnos sobre la raza que queramos adquirir antes de la compra.

Tenemos que escoger bien, y siempre pensando en como es la persona y el perro para evitar conflictos futuros, una persona poco segura de si misma no debería adquirir ningún perro como el rotweiler o el dogo alemán, una persona demasiado dominante no podría educar bien a un carlino, si bien un doberman puede ser agresivo , con una educación adecuada será un perro muy mimoso y el compañero de juegos de nuestros hijos, asimismo un caniche puede llegar a morder , y un chiguagua puede ser un perro muy agresivo, un collie no debería ser el perro de una persona poco activa, ni un mastín debería ser de una persona demasiado amante del deporte, en fin, aconsejable comentarlo con un profesional antes de “comprar”.

Cada raza de perro ha sido modelada por el hombre para un trabajo específico, con determinados cruces entre si, para potenciar un comportamiento en particular, así que antes de comprar un ejemplar, deberíamos saber para qué fue concebida dicha raza y si podremos darle una educación adecuada.